Ponen de manifiesto la problemática con el riego en la comarca de la Valduerna

Los regantes de la comarca de la Valduerna quieren poner de manifiesto la problemática a la que se ve sometida por un ente público, la comarca de la Valduerna en la provincia de León, una zona rural cuyo mayor recurso económico y estilo de vida es la agricultura, puesto que es una zona que lleva abandonada por cualquier tipo de administración, tanto a nivel local como nacional, en donde sus propios habitantes (los pocos que aun se resistente y resignan a querer prosperar en la tierra que los vio nacer), se dedican al trabajo del campo; una ardua tarea y tan necesaria en nuestros días.

Y no tendría mas recorrido este escrito, si no fuera porque desde hace cinco años, apareció por la zona un ente denominado confederación hidrográfica del Duero, en adelante CHD, imponiendo una nueva normativa y haciéndola cumplir a base de sanciones y multas, sin haber tenido en cuenta la cultura, dimensión, estructuración del campo, y análisis de los suelos y sus cultivos.

Esta organización, quiso instaurar unas normas generales a nivel nacional, de zonas donde hay una concentración y un regadío modernizado, en una zona olvidada por la mano de dios, donde los lugareños se buscaron la manera de poder llevar a cabo el arte de la agricultura, manteniendo un hábitat de equilibrio entre flora, fauna, cultivos y ser humano en armonía; pero que de repente todo desapareció.

Comenzaron exigiendo que el agua les pertenece, sea del rio, o de los pozos, los cuales fueron creados por sus antepasados hace mas de 100 años, y queriendo poner medidas al gasto de agua.

Y hasta aquí, la verdad, todo correcto, nadie se niega a que regulen el cauce del rio, así como el agua para riego, es decir, lleven a cabo una buena gestión supuestamente en principio (pues para eso tienen los estudios) mejor que los propios agricultores; pero no resulto así; no se dieron cuenta que querer regular el cauce de un rio que por si solo, año tras año, se seca en época estival, es decir, finales de julio, sin invertir en hacer una presa, es estar abocados al fracaso; no se dieron cuenta de que querer regular el cauce de un rio poniendo medidores donde se filtra el agua por la topología del terreno, y luego de repente mas abajo volver a manar el agua, es como querer medir el aire que hace chupando un dedo, sabrás si hay aire o no, pero no la velocidad, caudal y humedad de ese aire. No se dieron cuenta obligar a que cada pozo riegue solo la finca a la que pertenece por normativa nacional, la cual arrastramos de zonas donde los pozos son de sondeos (150 metros de profundidad) y fincas de 60 hectáreas no es la misma dimensión y cultura de la zona, donde los pozos son superficiales (5 metros de profundidad) y fincas de 1000 metros cuadrados. No se dieron cuenta que tener que legalizar todos los pozos suponía legalizar para 6000 hectáreas totales de terreno unos 3000 pozos y mas de 1500 propietarios; no se dieron cuenta, de que la estructura del suelo de la Valduerna, hace que todo el agua que se utiliza en regar los campos por las zayas (antiguos regueros de riego) son los que recargan el subsuelo de la zona, así como los pozos para que no se sequen y se pueda seguir regando de ellos sin necesidad de usar el rio. Quisieron prohibir la antigua y tan necesaria actividad de la deriva del rio Duerna al Peces para que en ambos dos siguiera existiendo la fauna natural, y lo que consiguieron fue matar a todos los peces, así como dejar a los pueblos de abajo del rio Peces sin agua para abastecimiento humano.

No se dieron cuenta de que todas sus exigencias la gente las cumpliría, creando un sindicato de riego, organizando los turnos, sistema y gestión del agua como pedían, legalizando todos los pozos, invirtiendo eso si los propios agricultores dinero tras dinero para cumplir con las exigencias de CHD, y no se dieron cuenta de que estaba ya todo lo que pedían hecho, pero sin embargo el rio se sigue secando, los pozos al no haber trasvase entre ríos a través de las zayas también se han secado y los peces se han muerto por las filtraciones que siempre han existido.

Lo único que se han llevado en claro, han sido unas cuantas sanciones con su correspondiente cuantía a ingresar por parte de CHD, unos cuantos abogados y gestorías han cobrado uno cuantos miles de euros por gestión de papeles, y 5 años después nadie, lo que se dice nadie, ha pensado que, a lo mejor en vez de exigir cumplir unas leyes no acordes con la tipología de la zona, lo suyo seria invertir en dicha zona para que se puedan cumplir.
Que quieren regular el rio, fácil, una presa o un pantano; que quieren regular el agua de los pozos, fácil, cobra por litros y asegúrame tu como CHD un caudal constante en regadío para defender mis cultivos; que quieren convertir esta zona en un regadío típico de España, fácil, lleven a cabo un proceso de concentración parcelaria, ligado de la mano de una modernización del regadío, donde no se pierda agua, se pueda medir verazmente los litros consumidos, se aplique una cuota de pago en base a ello (esto seguro que es lo que mas les gusta, pues a la vista está que la regulación que vinieron exigiendo era porque no se pagaba cuota por el agua la cual son amos ellos y señores de ella), y así de esta manera el agua del rio, sea de una vez por todas del rio.

Pero por desgracia, solo están en la labor de exigir y no dar, pues así lo han demostrado en el último escrito que pidió la junta de regantes en diciembre de 2021 para regular el cauce y poder hacer el trasvase en periodo invernal (donde sobra el agua) para rellenar los pozos y poder llevar a cabo una campaña de riego digna; se le entregaron toda la documentación requerida por su parte y no se obtuvo contestación alguna, con lo cual demuestran una vez mas que todos los pasos que nos han mandado ir haciendo (con sus respectivos coste de miles de euros por nuestra parte) una vez están hechos, les importa poco, no dan contestación y se inventan alguna norma o requisito nuevo, dando lugar a la siguiente conclusión:

– Por un lado, poner trabas a esta zona agrícola para su desaparición (quien sabe, puede haber oculto algún interés de tal magnitud que a unos pobres pueblerinos se nos escapa de la imaginación).

– Por otro lado, obtener unos ingresos por el agua consumida, si su único propósito es hacer caja

– Finalmente, y queriendo pensar bien, querer regular el rio, pero para eso hace falta inversión por parte de la administración, y ellos están atados de pies y manos, pues no dejan de ser unos funcionarios que no se van a mojar en hacer mas que sus propios convenios y directrices les exijan; conclusión, esto no funciona.

Finalmente, y como punto de despedida doble, un saludo a quien lea estas palabras, y un despido del campo de la Valduerna, pues en breve se convertirá en un monte lleno de zarzas y maleza, que acabara comiendo las casas vacías de estos pueblos, para aumentar así la masa forestal que puedan quemar año si y año también los militares al venir a hacer sus practicas de tiro en esta zona a la falda del teleno.

Lo mas triste de todo, es que una vez se abandona una actividad, en este caso agrícola, luego nunca se vuelve a recuperar, no tendremos ni a los agricultores preparados para ello, ni los medios, ni las tierras.

Y después de unos años, siempre nos preguntaremos, ¿Por qué dependemos del trigo, de las patatas, de la remolacha de terceros países? ¿No podemos hacerlo nosotros? Pero las preguntas serán erróneas, todos sabemos la pregunta de verdad, o no?

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies