Programación de Semana Santa de San Justo de la Vega

San Justo de la Vega celebra la tradicional Semana Santa 2018.

Pasos de San Justo:

Cofradía de la Sta. Cruz y N.P. Jesús Nazareno

El 22 de Abril de 1.829, y con la Licencia del ilustrísimo Obispo de Astorga, el Excelentísimo y Reverendísimo, Don Leonardo Santander Villavicencio, comenzó a redactarse el Libro de Ordenanzas y Buen Gobierno de la Cofradía, de la mano del cura párroco de San Justo de la Vega por aquel entonces, D. Juan Manuel Mostaza Fidalgo, que junto con otros 41 Hermanos, fueron los fundadores de la Cofradía.

Así el 16 de Septiembre de 1.838, siendo Sumo Pontífice S. S. Pío VIII y Obispo de la Diócesis de Astorga Don Félix Torres Amat, la Cofradía quedaba plenamente fundada, bajo la advocación de la Santa Cruz y Nuestro Padre Jesús Nazareno, si bien es cierto que el Libro Fundacional dice «fundamos nuevamente», por lo que se deduce que, con anterioridad, existió otra cofradía de la que no se conserva documento alguno.
La Sta. Vera Cruz, la copatrona de la Cofradía junto con Nuestro Padre Jesús Nazareno. Es por éste motivo, que siempre esté presente en cada una de las procesiones que organiza la cofradía, abriendo además cada una de ellas.

Donada por el Hermano Pedro Rodríguez Pozo en 1829. Actualmente la pujan 4 braceros. En los primeros años era un hermano ceñido con cinturón, el encargado de portarla.

Oración en el Huerto

La obra del imaginero compostelano José Jacobo Linares (1.848) procesionó por primera vez en San Justo de la Vega en 1956, portada entonces por 6 braceros, en la mañana del Viernes Santo, dado la inexistencia de la que hoy conocemos como la procesión de la Oración en el Huerto, del Jueves Santo.

El conjunto escultórico de la Oración en el Huerto, conocido popularmente como “Los Durmientes”, fue donado por la Cofradía de la Vera Cruz y Confalón de Astorga el 1 de Mayo de 1955.
Decir que el autor, se basa en la Obra del murciano Salcillo, logrando una más que digna imitación a escala de la misma.

El pasaje de “Getsemaní”, nos muestra a Cristo orando con una mirada profunda, llena de tristeza, y suplicante al Padre. Con las rodillas clavadas en el suelo mientras abre los brazos hacia el olivo, donde un ángel le ofrece el cáliz de la amargura.
A su derecha y durmiendo en el suelo (de ahí el sobrenombre del paso), los discípulos San Pedro, San Juan y Santiago; es precisamente en la cara y manos de éstos, donde se aprecia más nítidamente la grandeza de la obra.

La Oración en el Huerto, procesiona en la tarde del Jueves Santo, precedida por la Santa Vera Cruz. Es portado por 12 braceros y desde 2001 cuenta con Capataz de Paso.
Es la obra de más valor de entre todas las que componen el patrimonio de la cofradía.

San Juan Evangelista

Imagen atribuida a Pedro López en 1829, año en que es donado por el Rvdo. D. Juan Manuel Mostaza Fidalgo a la Cofradía.

“Sanjuanico”, como se le conoce popularmente, tiene un papel muy destacado en el Encuentro, en la mañana del Viernes Santo, protagonizando la popular carrera en busca de María, ante la atenta mirada de los vecinos del pueblo, que llenan la Plaza Mayor.

Procesiona el Viernes y Sábado Santo, pujado por 4 braceros y siempre precedido de la Santa Vera Cruz.

La Flagelación

No se dispone de documento alguno previo a la refundación de la Cofradía (1829), con lo cual es muy difícil averiguar como llego esta joya a manos de la misma. El “atado a la columna” es la obra más antigua que posee la Cofradía. De autor anónimo, presenta técnicas del estofado y del encarnado, por lo que su origen podría datarse a finales del Siglo XVI principios del Siglo XVII.

Los sayones (popularmente los judíos) que acompañan al Cristo de “los Azotes”, nombre con el que también se conoce al paso, son obras posteriores, y se atribuyen al imaginero astorgano Pedro López. Presumiblemente se incorporaron al paso en el año de constitución de la Cofradía (1838). Por aquél entonces, La Flagelación fue pujada por 4 braceros, actualmente la portan 12 y desde 2006, cuenta con capataz de paso.

El paso procesiona el Viernes Santo por la mañana, precedido de San Juan Evangelista.

Sta. Verónica de Jerusalén

De autor anónimo y anterior a 1829, es una imagen exenta y talla de bastidor. El lienzo de la Santa Faz, es ofrenda de Benito Rabanal (1909).

La Verónica, la mujer que con coraje y valor se acercó a Nuestro padre Jesús para enjuagarle su Divino rostro. Restaurada en 2006, constituye la otra imagen junto con el “atado a la columna”, de la primitiva cofradía. La pujan 4 hermanos.

Actualmente procesiona siempre, exceptuando el Jueves Santo, si bien es cierto que en los primeros años, sólo procesionaba en la mañana del Viernes Santo.

N.P. Jesús Nazareno

El Nazareno es obra del imaginero Pedro López (1.829), año en que es donado a la Cofradía por el Hno. Pedro Rodríguez Pozo. El Cirineo y el sayón se incorporaron posteriormente, y se atribuyen también a Pedro López.

El paso del Nazareno consta de tres efigies, Jesús Nazareno, el Cirineo y un sayón, popularmente “el berraquines”. Su aparición en la Plaza Mayor, la mañana del Viernes Santo, constituye uno de los momentos más emotivos de la Semana Santa en el pueblo.

12 braceros tienen el honor de pujar el paso titular de la Cofradía. Es inexpresable el sentimiento que El Nazareno suscita cuando pasa por las calles del pueblo. Santo y seña de la Cofradía, desde 2005 cuenta con capataz de paso.

Virgen Dolorosa

Imagen exenta y talla de bastidor de autor anónimo, principios del Siglo XIX, donada en 1829 por el Hermano Pedro Rodríguez Pozo. La diadema de plata de la Dolorosa fue donada por el Rvdo. D. Juan Manuel Mostaza Fidalgo y una devota en 1829.

Su entrada en la Plaza Mayor precedida de San Juan, al Encuentro con su Hijo, en la mañana del Viernes Santo, es otro de los momentos álgidos de la Pasión San Justina.

La Dolorosa cierra todas las procesiones que la Cofradía organiza, soportando el dolor del Calvario de su Hijo, solemnemente. Es elogiable la devoción y el fervor que la “Dolorosa” despierta, ya no sólo en muchos cofrades, sino también en un gran número de fieles del pueblo devotos de ella.

Son 4 los Hermanos que tienen el privilegio de llevar sobre sus hombros a la Madre de Dios. Con el tiempo se ha venido reservando éste privilegio a los hermanos más antiguos de la cofradía en condiciones de poder llevarla, y en la actualidad y en la medida de lo posible se intenta mantener ésta tradición.

Santo Sepulcro

La Urna, como se le conoce popularmente, está realizada en madera de nogal a principios del Siglo XIX; de autor desconocido, aunque por los rasgos del cristo yacente, bien se le podría atribuir a Pedro López.

El paso llega a la Cofradía, fruto de varias donaciones en 1.829 por diversos Hermanos, a saber:

Entre los Hermanos Gregorio Celada y Manuel Cuervo Villar, aportan los cristales para poner en la Urna; Pedro Rodríguez Pozo, dona el Cristo Yacente y Gregorio Celada aporta la madera de nogal para la confección de la misma.

El Sto. Sepulcro fue pujado entonces y hasta 1.998 por 4 Hermanos. En 1.999, la Cofradía decide utilizar el anda de la Oración en el Huerto, que no dispensaba servicio alguno el día de Viernes Santo, para asentar en ella la Urna, pasando a ser pujada por 6 Cofrades; en 2.001, se le hace el trono y el Sto. Sepulcro es portado por 12 Hnos. dotándolo además ese mismo año de Capataz.

La Urna, procesiona en la tarde del Viernes Santo protagonizando el momento más triste de la Semana Santa.

Virgen de la Soledad

Bajo este nombre, procesiona en 2002 por primera vez, la “Dolorosa”, en trono nuevo y pujada por 12 braceros.
La iniciativa responde, por un lado a la necesidad de satisfacer la demanda de los nuevos cofrades de hacerse con un puesto en un paso, y por otro, a realzar la procesión del Sábado Santo, y que mejor que “Virgen de la Soledad”, para designar un paso que estaba destinado a ser el titular en la procesión del mismo nombre. Así en 2002, la Junta de Gobierno prepara el nuevo trono, y el proyecto sale adelante.

Miserere y Calvario

Apuntar que en todas las procesiones, una serie de Hermanos nombrados a tal efecto, cantan el Salmo 50 del libro de los Salmos “MISERERE”. Cantado en rito mozárabe, el MISERERE, es un salmo penitencial ordenado por el profeta Natán al Rey David, por el adulterio que éste cometió con Betsabé.

Así mismo, el Viernes Santo por la mañana y por la tarde, tiene lugar el canto del Calvario de Nazarenos, por la calle de La Carrera. El Calvario consta de 14 estaciones, representando cada una de ellas distintos momentos de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

Las Carracas

Diversos Hermanos avisan para los diferentes actos que tienen lugar desde el Viernes Santo, y hasta la caída del Sábado Santo, a toque de carracas, ya que como señala la liturgia, hasta la Resurrección del Señor, no se pueden tocar las campanas.

Posteriormente tienen lugar otras tres rondas, para la procesión del Encuentro, para el segundo Calvario de Nazarenos y ya el Sábado Santo para la procesión de la Soledad.

El Resucitado

El paso del Resucitado, es una imagen exenta y talla de madera policromada. Adquirido en 2006, ha iniciativa del Rvdo. Don Julio Alonso González, y en colaboración con todos los fieles de la parroquia.

San Juan Evangelista, vuelve a protagonizar otra carrera, precedente al Encuentro del Resucitado con su Madre, a la que en el acto del Encuentro se le cambiará el manto negro por el blanco.

La imagen del Resucitado, no es patrimonio de la Cofradía, sino de la parroquia, si bien es cierto que son Cofrades los encargados de sacarlo por la calle de La Carrera el Domingo de Pascua.

Para la ocasión, es la Virgen del Rosario (la titular de la fiesta de Santo Toribio), la que procesiona en ésta mañana de resurrección, portada por las mujeres que forman parte de su “congregación”.

Así pues, 4 son los Hermanos encargados de portar a Nuestro Padre Jesús Resucitado, en la mañana del Domingo de Resurrección, ya sin túnica ésta vez.

¿Acabas de presenciar un accidente o similar? Envíanos tus fotos, vídeos y noticias por WhatsApp

623 11 88 11 (Pincha desde el móvil)

¡Agréganos a tus contactos!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies